[Reseña Filter 2013] Peter Hook & The Light @ Lunario del Auditorio Nacional

August 5, 2015 - eventos

Peter Hook sep13

 

 

Por Cristina Salmerón

 

Sí, sí cerraron con “Love Will Tear Us Apart”, pero este gran final fue solo una consecuencia del desarrollo de un gran show en el Lunario, de una noche inundada de nostalgia con música de Joy Division y New Order, sin todos los grandes hits, como había prometido Peter Hook, pero con mucha entrega por parte del bajista británico y su banda The Light.

A las 21:30, salió al escenario Slave Of Venus, los mismos cinco integrantes de The Light, pero con repertorio de Joy Division. Ahí estaba Peter Hook con una camiseta negra con letras blancas que decía “One life no regrets”, también estaba su hijo en el bajo, vestido de negro y sonriente al ver cantar a su padre.

“Atmosphere” abrió la noche, aquí se escuchó la voz de Hook en un tono muy parecido al que usaba Ian Curtis, un tono que ciertamente le va mejor para estas canciones que para las de New Order. El público, que en su mayoría rondaba los 30 años, comenzó a bailar cuando escuchó las primeras notas de “No Love Lost”, siguió con “Isolation” y otras cinco rolas más, entre ellas “Disorder” “She’s Lost Control”, cerrando con “Shadowplay”.

Terminado este aperitivo, la audiencia esperaba ansiosa el espectáculo principal, aquel tan prometido con los tracks de Movement y Power, Corruption & Lies. A las 22:20 horas, Peter Hook volvió con The Light, con una nueva camiseta negra y dispuesto a revivir su trabajo con 25 canciones de New Order, pero sin “los que se hacen llamar New Order”, como él, ácidamente los nombra.

Con su cabeza repleta de canas, un mojo, sus tatuajes en los brazos, unos kilos más de cuando tenía veintitantos, pero la misma actitud rockera, Peter Hook despachó un set list con los primeros intentos de New Order por desprenderse de Joy Division, como “Ceremony”.

Solo por dar una muestra de lo que hubo en el show, del Movement interpretaron  “Dreams Never End”, “ICB”, “Truth”, “Senses”, “Chosen Time”, “Everything’s Gone Green” y “Denial”. Y del Power, Corruption & Lies: “Age of Consent”, “We All Stand”, “The Village”, “5-8-6”, “Your Silent Face”, “Ultraviolence”, “Ecstasy” y “Leave Me Alone”.

A media noche, se escuchó “Blue Monday”, pero solo con una secuencia que dejaron mientras fueron a refrescarse. Para el gran final, esperaban “Temptation” y “Blue Monday”, ahora sí cantada por Hook, quien tomó una bandera del Reino Unido estampada con el nombre de “New Order”, él, sencillamente la miró y sin meditarlo, se limpió el rostro, sus axilas y su vientre con desdén y la arrojó al público.

Un bonus extra fue el que dejó contentos a todos: “No podemos irnos sin tocar ésta”, dijo Hook. “Love Will Tear Us Apart” fue gritada incluso con lágrimas de algunos en el público, ese mismo éxito con el que suelen cerrar sus conciertos los New Order 2011, pero esta noche fue de Hook, de la nostalgia.

 

Comentarios

Get a Trackback link